Historia

 

 Desde el siglo XIX

  • alt
  • alt
  • alt
  • alt
  • alt
El origen de nuestra empresa se remonta a finales del siglo XIX cuando el pionero de esta dinastía, Francisco Torrent Terol, dejó su Alicante natal y se trasladó a Córdoba. Es en 1898, a partir de la fabricación de toneles para envasar aceite y aceitunas, cuando se puso en marcha el germen de nuestra empresa, presente hoy en los cinco continentes.

La primera fábrica se situó en la calle Alonso el Sabio, al lado de la torre de la Malmuerta, lugar estratégico ya que ahí se encontraba la antigua fábrica de Carbonell, de donde se nutrió inicialmente su negocio. Al paso de los años, esta calle fue conocida por “Callejón de Torrent” en reconocimiento a la actividad empresarial de la familia Torrent.

Desde esta primera fábrica, Aceitunas Torrent se convirtió en una de las primeras empresas en exportar aceitunas allá por el año 1914, concretamente hacia países sudamericanos como Brasil.

En 1950, tras el fallecimiento de nuestro fundador, la empresa pasa a manos de su hijo Máximo Torrent que continúa con la actividad exportadora de aceitunas. Máximo Torrent San Emeterio y Francisco Torrent Béjar, hijo y nieto respectivamente del fundador, fueron modernizando sucesivamente instalaciones y equipamiento para facilitar el proceso productivo, una constante en Aceitunas Torrent que se mantiene vigente hoy día.

Más de veinte años más tarde, en 1972, Francisco Torrent Béjar (tercera generación) emularía a su padre haciéndose cargo de la experimentada empresa, trasladándola al Polígono Industrial de las Quemadas, lugar en el que ha permanecido hasta la historia reciente.

Es a partir de octubre de 1998, cuando los hermanos Blanca, Setefilla y Francisco Torrent Cruz, como cuarta generación de esta familia constituyen la sociedad limitada Aceitunas Torrent y adquieren el Polígono Industrial Norte de Aguilar de la Frontera (Córdoba), con más de 90.000 m2 donde se encuentran actualmente las instalaciones de la empresa.

La fábrica se encuentra situada estratégicamente, no sólo por encontrarse en el corazón de una localidad productora de aceituna de mesa por excelencia, sino también por su importante situación geográfica que hace de esta zona el centro neurálgico de comunicaciones, bien sea por vía férrea o autovía, así como por encontrarse a corta distancia para el transporte marítimo de sus productos.

 

Tradición y Vanguardia

En Aceitunas Torrent el concepto ‘tradición’ va mucho más allá de la historia a secas. Una vez superado el siglo de vida, la cuarta generación de la familia Torrent ha tomado las riendas de una empresa cuyos principios mantienen la esencia que marcó Francisco Torrent Terol en 1898: calidad y servicio al cliente.

Con esa máxima seguimos trabajando y conservando unas señas de identidad intactas desde el siglo XIX, lo cual no supone un freno para estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías de envasado, tratamiento, distribución y comercialización que nos permiten trasladar el sabor de nuestras aceitunas a todos los rincones del mundo.

Si desea conocer más sobre la historia de la aceituna Hojiblanca y de nuestra tradición, pulse aquí. 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail